Fascitis plantar. Te ayudamos a prevenirla y como tratarla

pie-con-dolor-podologo-cordoba-compressor

La fascitis plantar es una inflamación de la fascia plantar, que es un tejido fibroso que va desde el hueso del talón hasta los dedos de los pies. Esa inflamación es una de las causas más habituales de dolor intenso en el talón.

¿Cuáles son las funciones de la fascia plantar?

La fascia plantar es una de las entidades más relevantes de los miembros inferiores, ya que es la responsable de funciones como:

  • Servir de soporte al arco plantar
  • Estabilizar los metatarsianos durante la marcha y carrera.
  • Absorción y amortiguación de la energía cuando impacta el pie en el suelo.

Además hay pacientes que tampoco saben que tienen otras patologías que pueden llegar a ser peligrosas con el uso de estos productos (diabetes, mala circulación, pacientes neurológicos...)

 

¿Cómo de frecuente es la fascitis plantar?

Ciertamente, la fascitis plantar o inflamación de la fascia, es tremendamente común en deportistas en general (corredores, futbolistas...); también en personas con sobrepeso o personas que por su trabajo permanecen muchas horas de pie.

La franja de edad en la cual hay mayor predisposición a contraer esta patología está entre los 40 y 60 años.

Existen diversos estudios afirmando que un porcentaje mayor al 10% de la población puede llegar a sufrir la fascitis plantar en alguna etapa de su vida.

 

¿Quiénes sufren más la fascitis plantar, mujeres u hombres?

Las estadísticas se decantan por las mujeres muy ligeramente, sin embargo, dentro del grupo de población que es deportista, prácticamente el porcentaje queda igualado.

Las mujeres que usan tacones con mucha asiduidad, tienen mayores posibilidades de contraer fascitis plantar, ya que existe una relación directa entre la inflamación de la fascia y el acortamiento de la musculatura posterior de la pierna. Por ello, es especialmente importante alternar los zapatos de tacón alto con calzado más plano, de esta manera la musculatura no terminará acortándose, sobre todo en mujeres jóvenes.

Por contra, las mujeres que llevan años usando calzado de tacón alto, no pueden pasar de un día para otro al zapato plano, han de hacerlo de una forma muy progresiva para evitar precisamente que el tendón de Aquiles y gemelos sufran y produzcan lumbalgias, tendinitis, etc.

 

¿Cuáles son los síntomas que nos hacen sospechar de esta dolencia?

Un dolor intenso en la zona del talón cuando nos incorporamos por la mañana y damos los primeros pasos, suele ser síntoma de una fascitis plantar. Debido al reposo de la noche la fascia se acorta y al comenzar a andar existe una tracción mayor, por lo que el dolor es muy intenso, pero una vez hemos andado un poco, se estira la fascia y el dolor remite considerablemente.

Es fundamental tomar medidas en cuanto notemos los primeros síntomas, de lo contrario la fascitis puede ir a más y llegar a limitar nuestra vida.

 RECUERDA, SI AL LEVANTARTE POR LA MAÑANA NOTAS UN DOLOR INTENSO EN EL TALÓN, ES PROBABLE QUE TENGAS UNA FASCITIS PLANTAR, POR LO QUE NO DEBES ESPERAR A CONSULTAR CON UN PODÓLOGO

 

¿Cómo puedo diferenciar un espolón calcáneo de una fascitis plantar?

En principio, podemos confundir la fascitis plantar con un espolón calcáneo y para ello necesitamos realizar una radiografía. Con los resultados de las pruebas radiológicas podremos observar si existe una excrecencia ósea puntiaguda en la parte inferior del hueso del talón; de ser así estaríamos hablando de un espolón calcáneo. En caso de que no apareciera esa calcificación, la dolencia sería producida por una fascitis plantar.

En ambos casos, síntomas y tratamiento serán similares. La tracción continua de la fascia contra el calcáneo es lo que llega a producir el espolón. En su inicio, la tensión provoca la fascitis plantar, y al no ser corregida deriva en espolón calcáneo. Nuestro objetivo siempre será relajar la fascia para que la inflamación se reduzca y el dolor remita.

Como ya hemos indicado anteriormente, el diagnóstico precoz es importante para tratar de destensar la fascia cuanto antes, y así poder mejorar los resultados en un corto periodo de tiempo.

¿Cuál sería el tratamiento a seguir en la fascitis plantar?

En primer lugar realizamos un estudio biomecánico de la pisada donde comprobamos cuál es la causa de la fascitis plantar, y si el problema reside en la forma de pisar del paciente, le diseñamos y fabricamos unas plantillas para destensar la fascia y poder superar esa fase más aguda de la patología.

Si el dolor persiste intensamente, se puede seguir tratando de manera convencional a nivel antiinflamatorio y con ayuda de tratamientos coadyuvantes como es la fisioterapia

Con la mejora de la dolencia, formamos al paciente para que adopte hábitos de estiramientos y de uso de calzado adecuado, para no volver a recaer.

Cabe destacar que hoy día existen muchos sitios donde nos pueden realizar un "estudio de la pisada", sin embargo no todos son iguales. En ciertas tiendas de deportes algo más profesionalizadas, nos podemos encontrar con la posibilidad de que nos hagan el estudio biomecánico de la marcha, pero en estos casos, nunca está orientado a relacionar la forma en la que pisamos con una lesión actual o futura, básicamente tratan de la elección de la zapatilla deportiva adecuada para nosotros.

También tenemos por ejemplo, el caso de las ortopedias, donde es importante saber que el ortopeda no puede emitir ningún diagnóstico ni prescribir el uso de plantillas, al no estar cualificado, ni técnica ni legalmente. Su trabajo consiste en fabricar unas plantillas siempre bajo las directrices de la prescripción de un podólogo, traumatólogo, etc.

En resumen, ni las tiendas de deportes ni las ortopedias están cualificadas, ya que no tienen facultativos para diagnosticar este tipo de patología. Dicho esto, no hay mejor opción que acudir a un podólogo especializado, que será la persona con las competencias profesionales necesarias, para poder solucionar los problemas como la fascitis plantar o el propio espolón calcáneo.

 
Abrir chat